Septiembre está a la vuelta de la esquina. Siempre espero el «nuevo curso» con mucha ilusión, para mi septiembre siempre ha significado un nuevo comienzo, pero debo reconocer que decirle adiós al verano este año me produce más nostalgia que nunca. Han sido unos meses llenos de aventuras: un viaje a México, una escapada rural, una mudanza… Así que definitivamente no es solo nostalgia de lo que hablamos, sino de tooooodas las agresiones que ha sufrido mi piel: el sol, la sal, LA DESHIDRATACIÓN, el estrés… Pero no hay nada que no tenga solución, solo hace falta volver a la rutina y un poco de mimos para recuperar la piel después del verano.

    • Recuperar los hábitos saludables
      ¡Lo primero es lo primero! Este verano me he tomado más enserio que nunca eso de la «flexibilidad» que si un heladito por aquí, una piña colada por allá… ¿y ahora que?. Prioridad: beber mucha más agua y aprovechar para incorporar infusiones ayurvédicas; me encantan y me ayudan mucho a encontrar esos momentos de relajación y conexión. Por otra parte también es fundamental para mi volver a llevar una alimentación equilibrada y ejercicio regular. Hace un año que tomé la mejor decisión en cuanto a este tema, empecé con una entrenadora personal y nutricionista. Estas vacaciones obviamente me he tomado un descanso, así que septiembre es hora de volver a la marcha!
    • Limpiar el rostro: limpiador delicado y doble limpieza
      Durante el verano en mi ciudad hace calor y el clima es muy húmedo, por eso simplemente utilizo un gel limpiador astringente y una crema hidratante. Sin embargo en cuanto se termina el verano empiezo a notar la tirantez ¡Es el momento de cambiar la rutina! Empezando por recuperar la doble limpieza y por sustituir el gel limpiador por uno mucho más respetuoso que no agreda la piel. Mi favorito para esta época es este limpiador 2 en 1 de Biotherm (aquí). Es un aceite que al contacto con el agua se convierte en espuma, muy respetuoso con la piel, retira todo el maquillaje sin irritar nada los ojos. Yo lo encuentro en Douglas.
    • Exfoliación ¡AHÁ!
      Estos meses he retirado por completo cualquier ácido exfoliante. Si bien es cierto que existen algunos ácidos que no son fotosensibles, he estado tan expuesta al sol que he decidido evitar complicaciones y ceñirme a una rutina muy básica. Así que ahora que ya viene el otoño llega el momento de reintroducir los exfoliantes químicos en mi rutina!
    • Hidratación: cremas y mascarillas
      Tras la exposición al sol, la sal y el estrés mi piel está algo deshidratada. Voy a proponerme hacer mínimo 1 mascarilla a la semana. Mis favoritas son las hidratantes,  aunque ahora están siendo un boom las mascarillas de tissue.
    • Encontrar un momento durante el día para MÍ
      Parece que lo tenemos muy interiorizado pero a la hora de la verdad ese momento se evapora. Encontrar un momento al día para conectar conmigo, leer, tomar una infusión, ponerme una mascarilla… Esa va a ser mi prioridad después del verano.

Honestamente, solo tengo buenos deseos para este nuevo de curso. Un beso enorme, nos leemos muy pronto.

 

Irene Burillo
Irene Burillo

¡Hola! Yo soy Irene, diseñadora gráfica y bloguera. Vivo en Barcelona y la mayor parte del tiempo me puedes encontrar escribiendo, sacando fotos o actualizando las redes sociales, aunque de vez en cuando también hago pasteles!

Find me on: Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Looking for Something?