Bruno Vassari es una empresa Española de alta cosmética que se encuentra en los centros de estética más exclusivos.

Con la llegada de la primavera la piel nos pide más atención, es fundamental prepararla para el buen tiempo y la exposición solar, es por ello que la semana pasada me estuve realizando una sesión en cabina con LAB División Boosters de Bruno Vassari, un tratamiento pensado para cubrir todas las necesidades de mi piel de forma personalizada.

¿Para qué tipo de piel?

Se trata de una línea de tratamientos en cabina personalizados con la utilización de unos boosters para crear una fórmula ultra exclusiva, que permite abrir al máximo el abanico de posibilidades que puede cubrir esta línea.

Paso a paso

Tras limpiar la piel, se realiza una exfoliación con Papain Enzimatic Resurfacer. Se trata de un peeling enzimático apto para todo tipo de pieles que elimina células muertas de una manera suave y respetuosa para la piel. En su composición destaca el complejo Peelmoist, un activo basado en la papaína, una enzima extraída de la papaya, asociada al Factor Natural de Hidratación que consigue calmar e hidratar la piel a la vez que elimina las células muertas. Para conseguir los resultados, lo aplican sobre la piel en una capa ligeramente gruesa y lo dejan actuar durante 10 minuntos, tras los cuales se retira simplemente con agua.

Tras la exfoliación enzimática, con la piel limpia, comienza el proceso de personalización del tratamiento. Para ello, se hace una selección, de las 5 opciones disponibles, de los Boosters más adecuados al tipo de piel y se mezclan entre ellos utilizando un máximo de 60 gotas en total (3 ml). Una vez creado el concentrado personalizado ya se puede empezar con nuestro tratamiento adaptado a las necesidades de la piel.

 

Comienzan realizando un completo masaje. Para ello, mezclan 10 ml de Gel de Masaje Facial con 1 ml de la mezcla personalizada de los Boosters . Al finalizar, retiraremos el exceso de producto con una toalla mojada.

En el siguiente paso del tratamiento, aplican 1,5 ml de la mezcla personalizada directamente sobre la piel mediante un suave masaje hasta su total absorción.

A continuación se aplica la mascarilla Second Skin. Para mayor comodidad, la mascarilla viene presentada en dos piezas, una para cubrir el rostro y otra para cubrir el cuello. Realizaremos el mismo proceso con la mascarilla del cuello  y las dejaremos actuar durante, al menos, 20 minutos. Transcurrido este tiempo, se retiran y se masajean los restos del sérum cargado de activos que haya podido quedar en la piel hasta su completa absorción.

Para finalizar el tratamiento, se personaliza el último paso. Para ello, se añaden los últimos 0,5 ml de la mezcla personalizada de boosters a la crema de finalización The True Cream. De esta manera, consiguen personalizar también el último paso.

Los resultados

Uno de los puntos fuertes de Boosters Treatment son sus resultados. Gracias a la personalización en base al reconocimiento de las necesidades de la piel se consiguen  resultados visibles desde la primera sesión. Estos resultados se mantienen a lo largo del tiempo aunque se recomienda una sesión semanal durante 6 semanas para fijar los resultados conseguidos.

Por otro lado Lab Division Boosters resulta ideal como complemento a otros tratamientos que se estén realizando ya que actúa como apoyo para cubrir necesidades puntuales que otro tratamiento más genérico no tenga en cuenta.

Compártelo

1 Comentario

  1. 25 abril, 2018 / 9:08 pm

    Tuvo que ser una gozada la experiencia, no conocía nada pero me encanta aprender.
    Un besito guapa 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Looking for Something?