Sabéis que uno de mis propósitos de este 2016 es empezar a tratar temas de moda que os puedan interesar tanto a vosotras, como a mi (porque ya sabemos, que la mayoría de las que escribimos, y me incluyo en este caso, lo hacemos principalmente para poner en orden nuestras ideas).

Bien, para no empezar la casa por el tejado, hoy vamos a hablar de la base de todos los conceptos que podamos desarrollar mas adelante:

Los tipos de cuerpo están obsoletos

Al igual que la morfología del rostro, el cuerpo de cada persona tiene una forma distinta. Hay a quien algún día le dio por agruparlos según categorías: masculino y femenino, y dentro de estas una gran diversidad que puede parecer algo compleja u obsoleta, o al menos ese es mi punto de vista, y es que cada tipo de cuerpo es distinto, y verlo en papel es demasiado fácil, pero cuando empiezas a distinguirlos en persona esto se complica.

Lo que tenemos que saber es que debemos encontrar la armonía entre todas las partes del cuerpo, o por el contrario debemos saber cual es la que queremos destacar y como hacerlo. Para eso debemos conocernos, que es lo que nos gusta y que es lo que no, esto no significa que lo que queremos disimular sea algo negativo, como ya he dicho buscamos el equilibro, y este no es un tema de peso.

Sin entrar en controversias solo quiero decir que, a pesar de los kilillos que hayamos podido coger estas navidades, la morfología es algo que siempre va a estar ahí, una mujer con mucho pecho, lo seguirá teniendo con 20 kg más o con 20kg menos, al igual que una con cadera, o una mujer alta o baja.

Se que es algo que a muchas os preocupa, o si más no, que a todas nos ha preocupado en algún momento, así que una vez sabemos que bajemos o no de peso probablemente aquello que más nos acompleja seguirá estando ahí, o quizás incluso se acentúe, toca dejar de hacer dietas inoportunas y empezar a querer más todas las partes de nuestro cuerpo, y os digo yo, que probablemente todo lo que ahora mismo se os está pasando por la cabeza, este ahí, solo en vuestra cabeza.

Pero también os digo que la moda, dentro de la vanalidad que algunos consideran que es, nos ayuda a conocernos, y a potenciar lo mejor de nosotros mismos para dejar de pensar en eso que no nos gusta.
Y creedme cuando os digo que no hay nadie perfecto.

Y después de esta clase de autoestima, y teniendo claro que los tipos de cuerpo son SOLO orientativos y nunca determinantes, vamos a analizarlos, para saber como poder hacer una clasificación que nos va a servir de guía para saber que tipo de prendas nos van a favorecer más o menos.

Diamante

Las mujeres diamante tienen un pecho definido y unas piernas esbeltas, pero suelen tener la zona abdominal más desproporcionada. No tienen un contorno de cuerpo definido, y la curva entre vientre y cadera es a la inversa.

Reloj de arena

El reloj de arena es la silueta considerada perfecta, y eso es ni más ni menos porque mantiene la armonía entre la mitad superior y la mitad inferior. Los hombros y la cadera están a la misma altura, y el tamaño del pecho es proporcional al resto del cuerpo. Desde mi punto de vista este cuerpo no es perfecto, pero lo vamos a considerar referencia para saber que es lo que buscamos a la hora de encontrar las prendas adecuadas.

Manzana

Las mujeres manzana son muy similares a las diamante, pero tienen la zona abdominal menos definida que ellas. Suelen tener bastante pecho y unas piernas muy delgadas.

Rectángulo

Las rectángulo son otra de las siluetas más odiadas y amadas a la vez. Tienen poco pecho y apenas tienen cadera, su cuerpo es relativamente plano.

Pera

La pera es una mujer que tiene la cadera más ancha que los hombros, pero a pesar de ello tiene bastante pecho. Los muslos y los gemelos suelen ser anchos.

Triangulo invertido

El triangulo invertido se caracteriza por una espalda ancha, y menos cadera que hombro. Suelen ser mujeres delgadas con pecho grande.

Triangulo

Y por último el triángulo se caracteriza por unos hombros más pequeños que la cadera. Son mujeres con pecho pequeño y un trasero de infarto.

 

Viendo esta clasificación estándar, es relativamente fácil que os identifiquéis con un tipo de cuerpo, o incluso con dos. A todo esto debemos añadir la altura y el peso, cualquier tipo de cuerpo de estas características puede ser alto o bajo y más o menos grueso, cosa que compensará más o menos la figura.
Y ahora ya estamos listas para los próximos posts en los que quiero tratar algo fundamental: que tipo de prenda favorece a cada cuerpo y viceversa!
Y vosotras, ¿que tipo de cuerpo tenéis, o cual os parece más atractivo?¿De que tipo de prenda os interesa que hable? Un beso enorme. Nos leemos muy pronto ♥♥

 

PD: Y recordad, la morfología no depende del peso, así que debemos aceptarnos y querernos tal y como somos. Recordad que lo principal es estar sano y encontrarse bien con uno mismo, y que los stándares sociales son muy relativos. Es muy fácil posicionarse de un ládo o de otro, yo en este caso no lo voy a hacer, solo os voy a decir que os cuideis y que os querais, y lo demás, está de más.

Irene Burillo
Irene Burillo

¡Hola! Yo soy Irene, diseñadora gráfica y bloguera. Vivo en Barcelona y la mayor parte del tiempo me puedes encontrar escribiendo, sacando fotos o actualizando las redes sociales, aunque de vez en cuando también hago pasteles!

Find me on: Web

6 Comentarios

  1. 18 enero, 2016 / 5:55 pm

    yo tengo muy claro que soy triángulo jeje

  2. 18 enero, 2016 / 9:37 pm

    No consigo reconocer mi cuerpo, pero mejor no hacerlo y aceptarse tal y como eres.
    uN BESITO GUAPA 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Looking for Something?